Lo que puede durar un neumático puede variar tanto, que es prácticamente imposible predecir su vida útil. Los neumáticos están compuestos por varios tipos de lonas, gomas y caucho, lo cuál influye en su comportamiento. Así mismo, el desgaste se ve influido por factores tan diversos como el clima, las condiciones de almacenamiento y de uso, el estado del asfalto, etc. Es por esto que recomendamos a los conductores que revisen con frecuencia el aspecto de sus neumáticos, atendiendo a cualquier pérdida de presión o cualquier otro fenómeno extraño (vibraciones, ruidos, cambios en la tracción) que podrían indicar que el neumático debería ser cambiado.

Se recomienda:

  • Acudir a su taller de confianza para hacer una revisión de los neumáticos si tienen más de cinco años, al menos una vez al año.
  • Seguir los consejos de sustitución de los neumáticos del fabricante del vehículo.
  • Cambiar los neumáticos con más de diez años de antigüedad, aun cuando no muestren signos evidentes de desgaste.

Publicado: 24 de Julio de 2014